SMS vs. Facebook: Porque los SMS son la mejor herramienta para llegar a los votantes

Según la mayoría de los partidos políticos Facebook es la clave para ganar unas elecciones generales. Sin embargo, sólo el 9% de los usuarios de Facebook están dispuestos a recibir publicidad en las redes sociales. Entonces ¿tienen una perspectiva realista los responsables de campaña?

En el Reino Unido la campaña a las elecciones generales ha encarado su recta final para el 8 de junio y el gasto previsto en anuncios de Facebook demuestra que tanto laboristas como conservadores piensan dar la batalla en esta red social, con un presupuesto de más de 1 millón de libras cada uno.

En las pasadas elecciones de 2015, el partido conservador gasto 1,2 millones de libras en Facebook, frente a 160.000 de los laboristas o 22.000 de los demócratas liberales. Y por eso los laboristas están convencidos que esta diferencia es la que posibilitó la victoria de los conservadores.

Sin embargo, yo estoy convencida que, a pesar de lo que digan los responsables de campaña, el marketing SMS puede ser esta vez la clave para decantar la balanza en un sentido u otro. Por todos estos motivos…

¿Funcionan los anuncios en Facebook?

Un estudio publicado recientemente en nuestro libro blanco recoge el dato de que existen 30 millones de usuarios de Facebook en UK. Por supuesto es una cantidad extraordinaria de votantes que están ahí mismo, al alcance de un click. Pero a pesar de este dato, la pregunta sigue siendo la misma: ¿Quieren los usuarios de Facebook ver anuncios en su página?

Según el estudio, sólo el 9 % de los usuarios están dispuestos a recibir publicidad y anuncios de empresas, organizaciones, o candidatos políticos. Es más, los resultados sobre porcentajes de apertura en Facebook oscilan entre el 1% y el 5%. Un dato bajísimo si consideramos la magnitud de unas elecciones generales.

Fuentes laboristas aseguran que en 2015 “perdimos la oportunidad de conseguir miles de likes, y no acertamos con la estrategia de campaña digital”. Pero este es un error de concepto que también cometen las pequeñas y medianas empresas.

Primero, ¿estás seguro de cuándo va a ser visto tu anuncio? Con el ritmo frenético de vida que llevamos los usuarios tienden a hacer scroll rápido y el hecho es que no hay ninguna garantía de que tu audiencia objetiva, en este caso los votantes indecisos, estén delante de la pantalla cuando tu anuncio aparece.

El precio de un anuncio en Facebook es considerablemente alto y no hay certeza de que sirva a tu propósito. Es un gran riesgo.

SMS marketing es la solución

Los SMS están demostrando que tienen la mejor relación coste-efectividad. A pesar de que los usuarios de Facebook pasan una media de 40 minutos al día en este portal, esto es una gota comparado con el tiempo que pasan en el móvil. De media, un joven puede pasar cerca de 5 horas en su dispositivo.

Además, la media de apertura de un mensaje de texto es del 98% y de estos el 90% se leen a los tres minutos de ser recibidos.

En términos de audiencia, existen más de 33 millones de usuarios de móvil en el Reino Unido que han aceptado en algún momento recibir información a través de SMS. Esto significa unos tres millones más de audiencia que en Facebook.

Y los índices de interacción también dan la razón a los SMS como canal. Con una media de 32% de respuesta a los mensajes promocionales o informativos tienes garantizado que tu campaña será vista y digerida.

Quizá estés pensando que para realizar una campaña con SMS necesitas los contactos y data adecuados, pero también hay una solución para esto.

Text “TRUMP”/ Envía “TRUMP”

No sé si lo viste pero en la victoria electoral, contra pronóstico, de Donald Trump, tuvo mucho que ver esta estrategia de marketing vía SMS.

En cada aparición pública siempre se podía ver el siguiente mensaje: “Envía TRUMP al 88022”. Tanto a los seguidores de Trump como a los que no, este mensaje les parecía intrigante y ya sabes “la curiosidad mató al gato”.

Este ejemplo potente demuestra lo importante que es construir una base de datos opt-in, es decir, de personas que quieren y han pedido obtener información, por el motivo que sea. Donald Trump utilizó esos números que recogía para enviarles convocatorias, información, opiniones y conseguir que todo empezara a pivotar con sus planes: ser elegido presidente.

Tiempo para poner en marcha

Cuanto antes empieces a preparar tu próxima campaña mejor y mayor será tu base de datos. Empieza a utilizar palabras clave a un código corto o un número virtual exclusivo y asegúrate que se visualiza bien el mensaje en cada aparición del candidato o candidata. Añádelo también a tu campaña de Facebook para que se retroalimenten.

El SMS marketing funciona y en Reino Unido puede marcar la diferencia el próximo 8 de junio.